El Reafianzamiento Público

Descubra dónde solicitar y como operar con los avales para pymes

Principales líneas estratégicas de CERSA:
– Crecimiento
– Innovación
– Internacionalización

Criterios de reafianzamiento

CERSA da cobertura a una parte muy importante de los avales otorgados por las SGR y SAECA a las Pyme/autónomos con necesidades de financiación y los criterios en los que se basa el Contrato de Reafianzamiento que se firma anualmente con cada sociedad son los siguientes:

  • Adicionalidad. El objetivo es ampliar a través del reafianzamiento público la capacidad financiera del sistema y apoyar al mayor número de pymes  de cualquier forma jurídica permitiendo un mejor acceso a la financiación.
  • Adaptación permanente a las necesidades de las empresas. El contrato  de reafianzamiento se revisa anualmente con el objetivo de adaptar la cobertura de riesgos a aquellos aspectos en los que en cada momento del ciclo económico se requiere mayor apoyo por parte de las pyme.
  • Mayor apoyo a los segmentos con mayores necesidades y dificultades de acceso al crédito. Empresas en crecimiento, proyectos de innovación y de internacionalización se benefician de los mayores porcentajes de cobertura.
  • Gratuito. El coste del reaval es gratuito para las SGR siempre que se encuentren en los límites de siniestralidad establecidos, y repercute en un menor coste del aval para las pyme.
  • Coordinación con la UE. En la relación con la Unión Europea se coordinan criterios de definición de pyme y ayudas de estado y minimis permitidas, y se apoya la actividad de CERSA en programas de competitividad (CIP) a través del FEI.
  • Apoyo en la capacidad de análisis de las sociedades de garantía y la capilaridad de su red. El contrato de reafianzamiento, que regula la relación CERSA-SGR, se apoya en la capacidad de análisis del riesgo de que disponen SGR. Posteriormente, CERSA realiza la labor de supervisión y control de las operaciones aprobadas, comprobando que éstas se adaptan a los criterios de elegibilidad y coberturas establecidas, así como de la actividad de las sociedades de garantía.
  • Automatismo y elegibilidad. El contrato de reafianzamiento establece criterios objetivos que determinan que a priori se pueda conocer si una operación de aval es elegible para ser reafianzada por CERSA y en qué porcentaje.

Los diferentes porcentajes de cobertura para las operaciones formalizadas se establecen en función de perfil de la operación, de las características de la pyme y de la naturaleza de los activos financiados, siendo los principales criterios de elegibilidad:

  • Beneficiarios: empresas que cumplan la condición de pequeña y mediana empresa (pyme) según la definición de la U.E., así como autónomos.
  • Tipos de avales: principalmente avales financieros, aunque existen casos excepcionales de avales técnicos, como por ejemplo los destinados a internacionalización o los relacionados con proyectos especialmente innovadores o creadores de empleo.
  • Plazo: operaciones a medio/largo plazo a partir de 12 meses, primándose los que son superiores a 36 meses. 
  • Límite: CERSA ha incrementado el riesgo máximo que asume por pyme y grupo de empresas en las operaciones reavaladas hasta 1.100.000 euros.
  • Exclusiones: sector inmobiliario y los sectores o situaciones restringidos para las ayudas de estado y de minimis.
  • El riesgo mínimo asumido por la sociedad de garantía directamente debe ser del 20%.

Contrato de reafianzamiento

El contrato de reafianzamiento actualmente en vigor sigue el modelo que se incluye a continuación.